Diagnosticando la enfermedad de Cushing

Los signos del hiperadrenocorticismo canino (HAC) no son específicos y nunca concluyentes como diagnóstico de la enfermedad.  Sin embargo, los signos clínicos y la historia del paciente serán la mejor manera de determinar la concurrencia del HAC y el primer paso en el proceso de diagnóstico.

  • Polidipsia
  • Poliuria
  • Polifagia
  • Hipertensión
  • Abdomen penduloso
  • Adelgazamiento de piel
  • Pérdida de pelo
  • Letargia
  • Jadeo excesivo

Otros signos clínicos comunes incluyen*:

  • Intolerancia al calor
  • Seborrea
  • Comedones
  • Hiperpigmentación
  • Calcinosis cutis
  • Atrofia testicular
  • Hipertrofia clitoral
  • Anormalidades en ciclos 
  • Parálisis facial

Algunos signos del síndrome de Cushing se pueden confundir con problemas propios de la edad, lo cual puede dificultar particularmente el diagnóstico. Existen varias pruebas disponibles para ayudar al diagnóstico del síndrome de Cushing. Sin embargo, debido a que los niveles de cortisol en sangre en ambos casos de perros sanos y perros con hiperadrenocorticismo fluctúan considerablemente en el transcurso del día, el diagnóstico no puede ser confirmado por una medición simple de la concentración de cortisol en la sangre.

Hay un número de pruebas diagnósticas disponibles para síndrome de Cushing, como la estimulación con ACTH, Supresión con Dexametasona a dosis bajas y la prueba de relación Cortisol:Creatinina.

Para más información consulte el Manual técnico de VETORYL cápsulas y accediendo al ACVIM Consensus Statement en línea. Mayores informes contactando al soporte técnico de Dechra: soportetecnico@dechra.com

*Reusch CE (2005). Hiperadrenocorticismo. Libro de texto de Medicina Interna Veterinaria, 6ta. Ed., Ed SJ Ettinger, EC Feldman, pp. 1592-1612.

keyboard_arrow_up